Anne Rice: Adiós a la madre de los vampiros.

Anne Rice: Adiós a la madre de los vampiros.

El 11 de diciembre de 2021 partió de este mundo Anne Rice, la mundialmente famosa escritora. Con sus obras creó un universo lleno de oscuridad, romance, y belleza gótica. Pero ¿quién era Anne Rice realmente? ¿Cómo llegó a ser considerada la madre de los vampiros?

Indice

Orígenes de Anne Rice

Nacida en 1941 con un nombre de varón (Howard Allen O’Brien) que pretendía honrar a su padre, desde muy pequeña se hizo llamar Anne. Su ciudad de origen fue Nueva Orleans, ubicada en el estado de Luisiana. Nueva Orleans es conocida por su espectacular vida nocturna, sus mitos relacionados con el vudú y su altísima cantidad de cementerios. Desde niña, Anne Rice se mostró fascinada con la magia de este lugar, y posteriormente ubicó allí muchas de sus historias. En sus primeros años vivió en un barrio compuesto casi exclusivamente por familias católicas irlandesas, como la suya, pero tras la muerte de su madre en 1956 fue enviada a un internado con sus hermanas. Anne describía a su madre como una mujer extravagante, genial y bohemia que finalmente fue vencida por el alcoholismo. 

Apenas un año más tarde su padre volvió a casarse y esta vez decidió establecerse en el estado de Texas con toda su familia. Allí Anne conoció a su futuro marido, Stan Rice, en la escuela secundaria a la que ambos asistían. Anne y Stan se casaron muy jóvenes, en 1961, y tuvieron dos hijos: Michele, que murió a los cinco años de leucemia, y Christopher, quien es al día de hoy un famoso escritor. En 1976 publicó Entrevista con el vampiro, obra que marcó el comienzo de su carrera como autora.

Anne y los vampiros

Si le preguntamos a alguien al azar qué novelas de vampiros conoce, seguramente la primera respuesta será Drácula y la segunda, Entrevista con el vampiro. Pero ¿cómo llegó a ser mundialmente conocida? El mito del vampiro ha despertado la imaginación de muchos autores, antes y después de Anne Rice, pero no todos han alcanzado la notoriedad de esta escritora. Anne afirmó haberse inspirado en la película de 1936 La hija de Drácula para crear Entrevista con el vampiro (a la cual ubicó, por supuesto, en su estado natal: Luisiana). 

Anne entendía que los vampiros no eran necesariamente monstruosos o demoníacos, sino criaturas elegantes, sensibles y trágicas. El vampiro prototípico de Anne Rice suele ser atormentado y melancólico (como Louis, protagonista de su primera novela) o salvaje y egoísta (como Lestat, su personaje más conocido y aclamado), según le convenga a la trama. Sin embargo, todos coinciden en algo: tienen un pasado oscuro y decadente. Alejándose de las tradiciones, Anne dictaminó que sus vampiros no pueden morir mediante estacas, cruces o ajos, y que sólo pueden hacerlo si son degollados, quemados, o si beben la última gota de sangre del cuerpo de alguien. Aunque a algunos les gusta dormir en ataúdes, muchos prefieren las comodidades de una cama lujosa. ¿Matan? ¡Por supuesto! Pero si desean, pueden perdonar a la víctima o convertirla. Un dato interesante es que a pesar de se presentan varios romances de carácter homosexual (como el de Louis y Lestat), Anne Rice afirma que sus vampiros no tienen una orientación sexual definida porque el sexo, para ellos, es el intercambio de sangre.

La mezcla entre el romance gótico, el erotismo y el drama fue un rotundo éxito, y resultó ser el comienzo de una saga llamada Las crónicas vampíricas que se extendió a través de trece libros y varias décadas. Otros temas en los cuales se interesó fueron la brujería, la mitología egipcia, la licantropía, el sadomasoquismo y la religión. En sus primeros libros, especialmente, se hace hincapié en la ausencia de Dios y la crisis existencial que atraviesa un ser inmortal que ha visto todo.

Varias de sus obras fueron llevadas al cine y a la televisión, empezando por Entrevista con el vampiro en 1994 y luego con El festín de todos los santos en 2001, La reina de los condenados en 2002, y El joven mesías en 2016. En mayo del 2020 la cadena televisiva AMC anunció que había adquirido los derechos de Las Crónicas Vampíricas y de Las vidas de las Brujas de Mayfair, una de sus sagas más famosas. Otras adaptaciones incluyeron el musical Lestat, que contó con la música de Elton John, y una serie de cómics y mangas que adaptaron al formato gráfico sus novelas de vampiros. 

Influencias culturales

Ya sea que sus creadores lo hayan admitido públicamente o no, muchos productos culturales posteriores han tomado la idea del vampiro gótico, bello y sexualizado de Anne Rice. La aclamada serie Buffy, la cazavampiros (1997), y Angel (1999), su spinoff, centraron su narrativa en torno a la pregunta de si un ser condenado y sin alma puede redimirse a través del amor. También la saga literaria (y luego serie televisiva) True Blood presentó un romance vampírico, aunque más centrado en lo erótico, acompañado de otros personajes fantásticos como hadas y hombres lobo. Asimismo puede señalarse a la serie romántica adolescente Los diarios del vampiro como deudora de Anne Rice, y a la controvertida Crepúsculo, si bien esta última se aleja de la fuerte carga sexual que tienen las obras de Rice y presenta unos vampiros de tintes mormones.

Después de Anne Rice

Ahora que Anne ha partido de este mundo ¿qué sucederá con su obra? En un sentido práctico Christopher, su hijo y heredero, será el encargado de administrar su legado, proteger sus obras, publicar (si así lo desea) el material inconcluso o inédito y producir las series y películas que se encontraban en plena etapa de desarrollo al momento del fallecimiento de su madre. En un sentido espiritual, la obra de Anne Rice será tan eterna como sus vampiros, y continuará siendo un clásico de la literatura gótica moderna. Indudablemente, sus trabajos seguirán influyendo a las nuevas generaciones y será recordada en los años por venir como la absoluta e indiscutida madre de los vampiros. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.