Clásicos alternativos: Las aventuras de la China Iron

Clásicos alternativos: Las aventuras de la China Iron

Las aventuras de la China Iron es una novela que recupera un personaje mínimo y olvidado: la esposa de Martín Fierro, esa mujer que abandona cuando se lo lleva la ley y cuyo destino permanece incierto.

Índice

Sobre Gabriela Cabezón Cámara 

Gabriela Cabezón Cámara nació en Buenos Aires, Argentina, en 1968. Entre sus novelas se encuentran La Virgen Cabeza, Romance de la negra rubia, y Las aventuras de la China Iron, que fue nominada al Premio Booker Internacional. Sus artículos fueron publicados en medios tales como  Anfibia,​ Le Monde diplomatique y Revista Ñ.

¿De qué se trata Las aventuras de la China Iron?

En Las aventuras de la China Iron, Cabezón Cámara propone una reescritura del Martín Fierro que se centra en la China, su esposa. La presencia de mujeres protagonistas,  particularmente las compañeras de los gauchos, no es muy usual en la literatura nacional. La autora busca reparar esa falta contando qué fue de la vida de este personaje olvidado. La protagonista de esta novela se desprende de “La ida”, la primera parte del famoso poema, y es apenas una niña de catorce años cuando su marido la abandona. La China se muestra contenta por la partida de su marido, a quien considera bestial, y aprovecha para escapar de un matrimonio que jamás deseó. Decide entonces dejar a sus dos hijos a cargo de un matrimonio e irse con Elizabeth, una inglesa que busca a su marido militar. De ella, a quien llama cariñosamente “Liz”, recibe su nuevo nombre: Josefina Star Iron, siendo esta última palabra una referencia a su vida de casada (Fierro = Hierro = Iron). Cuenta Cabezón Cámara que además Liz le enseña a leer, a hablar en otro idioma, a vivir una vida libre. Donde el gaucho Fierro empieza sus penurias, la China Iron comienza sus aventuras; donde él encuentra maltrato, abuso y violencia, ella descubre el goce, la felicidad, la independencia. Las dos mujeres van así viajando y conociendo una nueva forma de ver el mundo, alejada de la así llamada civilización y adentrándose en las desconocidas tierras indígenas. 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

¿Cuál es el estilo narrativo?

Cabezón Cámara cuenta la historia de la China en prosa, mezclando diálogos en estilo indirecto tanto en castellano como en inglés. Asimismo, estas conversaciones se ven atravesadas por una serie de rimas y repeticiones que las acercan a lo poético, y se cruzan con la voz interna de la protagonista, quien recuerda su vida anterior y la compara con la que lleva en la actualidad. La autora alterna distintas voces (Liz, la China, Fierro e incluso el mismísimo Hernández) para ir contando otras versiones de lo que sucedió en la obra original.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.