LA IRONÍA Y EL SARCASMO DEL DICCIONARIO DEL DIABLO | Universos Literarios

La ironía y el sarcasmo del Diccionario del Diablo

Hace relativamente poco llegó a mis manos El Diccionario del Diablo cuando, por mera curiosidad y sin conocimiento previo, me lo compre en una librería. No es la primera vez que el azar y la simple curiosidad pone en mis manos libros muy interesantes y particulares. De esta manera fue que me compre La historia sin fin (La historia interminable es el nombre del libro) de Michael Ende. Y en otra ocasión Los devoradores de cadáveres de Michael Crichton. Libro del que hablaré en otra ocasión y que inspiró la película con Antonio Banderas, 13 Guerreros.

diabloBreve mirada sobre el Diccionario del Diablo

Diccionario, s. Perverso artificio literario que paraliza el crecimiento de una lengua además de quitarle soltura y elasticidad. El presente diccionario, sin embargo, es una obra útil.

No es una novela, no es un cuento, tampoco es una serie de relatos cortos. El Diccionario del Diablo, como el nombre lo índica es un diccionario que recopila de forma satírica 998 definiciones escritas por Ambrose Bierce entre los años 1881 a 1906. Las primeras publicaciones de las definiciones fueron en diversos periódicos de la época, hasta que en 1911 se realizó una recopilación completa (Wikipedia).

Entendamos quién fue Ambrose Bierce

Ambrose Bierce fue un escritor y periodista estadounidense que se ganó el apodo «Bitter Bierce» debido a su sarcástica manifestación y desprecio hacia la necedad humana. Se lo reconoció por su periodismo sarcástico y sus relatos de terror, al punto que se lo llegó a comparar con escritores como Poe, Melville y Lovecraft.

Como el escritor más satírico de los Estados Unidos, Ambrose fue odiado y admirado buena parte de su vida, hasta que un día, en 1913, cansado de todo, cruzó la frontera de México y nunca más se volvió a saber de él.

Su marcado sarcasmo y desprecio hacia el hombre y sus instituciones es lo que define al Diccionario del Diablo. Cada una de las definiciones usan como recurso la ironía y el humor negro para burlarse de forma (casi) despiadada del ser humano, de sus “honorables” instituciones, de su lógica que da forma al “sentido común”, y de sus creencias e ideas.  Es una visión que raya en el pesimismo, de los diversos términos que el hombre considera valores. Un desafío a la moralidad y los convencionalismos sociales.

En mi opinión, es una lectura que debe realizarse, tanto por la exactitud de sus definiciones, como por el hecho que aún son vigentes muchas de ellas, a más de un siglo de su publicación. Une puede estar de acuerdo o no con las impresiones que Bierce da en el libro, pero no puede evitar quedarse reflexionando sobre lo que dice cada definición.
También te puede interesar El amor en los tiempos de cólera, de García Márquez.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.