Agustina Bazterrica: lo personal y lo siniestro

Agustina Bazterrica: lo personal y lo siniestro

En nuestras últimas entradas hemos reseñado dos libros de Agustina Bazterrica, la autora argentina que alcanzó el éxito masivo con su novela Cadáver Exquisito, un auténtico best seller aclamado por la crítica y traducido a nueve idiomas. Las mujeres latinoamericanas dedicadas al terror están atravesando una época dorada, y no sería incorrecto sumarla a figuras de renombre mundial como Samanta Schweblin y Mariana Enriquez. Pero al fin y al cabo, ¿quién es Bazterrica? ¿En qué consiste su escritura, y en qué radica su popularidad?

Índice

Vida e intereses de Agustina Bazterrica

Muchas de las tenebrosas historias de Agustina Bazterrica tienen un anclaje en la realidad y en experiencias que ha vivido de cerca. Aunque las historias pertenecen al mundo de la ficción, las temáticas que exploran están profundamente relacionadas con anécdotas personales o situaciones que apelan particularmente a su sensibilidad. Por ejemplo la autora, nacida en Buenos Aires en 1974, se educó en un colegio de monjas muy estricto en el que no se sentía cómoda. Esa falta de libertad la llevó a querer explorar otros ambientes. A los 19 años, con motivo del ejercicio de un taller literario, terminó escribiendo “Roberto”, uno de los cuentos que podemos encontrar en su libro Diecinueve garras y un pájaro oscuro. Explica Bazterrica que el modelo represivo de la escuela a la que asistía no le había brindado herramientas con las cuales protegerse del acoso callejero que sufría a diario, y el cuento surgió como una forma de poder “salir victoriosa” de esas situaciones, una suerte de catarsis de la fantasía.

Otro espeluznante relato que pertenece a Diecinueve garras y un pájaro oscuro y que está basado en una historia real es «Un sonido liviano, rápido y monstruoso». Esta historia parte de lo que vivió una de sus compañeras de la Universidad de Buenos Aires. La amiga de Bazterrica se salvó de ser aplastada por el cuerpo de su vecino suicida porque segundos antes llegó a ver como caía su dentadura postiza, y eso dio pie a esta historia que se centra en una falsa sensación de seguridad. La ilusión de que podemos controlar lo que nos pasa en el día a día se choca de golpe con la cruel realidad: estamos inmersos en el caos del universo, y ninguna rutina puede salvarnos de lo inesperado. En relación a estos cuentos, Bazterrica afirma que le interesa trabajar descolocar al lector con cuestiones como la crueldad y la violencia, pero sin perder la ironía y el humor. Respecto a sus inspiraciones más notorias señala, entre otros, a Franz Kafka, Toni Morrison, Stephen King, Silvina Ocampo y Margaret Atwood. Queda más que claro que si el lector de Bazterrica está familiarizado con estos autores, fácilmente podrá señalar en sus cuentos ciertos elementos y temáticas que recuerdan ellos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Críticas y motivaciones

La novela Cadáver Exquisito nos hace sospechar (y con razón) que su autora no come carne. En varias entrevistas Agustina Bazterrica cuenta que su hermano Gonzalo (a quien le dedicó la obra) es un chef referente del movimiento slow food, y que tiene un restaurante de comida orgánica. A raíz de las charlas que mantuvo con él sobre la alimentación consciente, Bazterrica dejó de comer carne, tanto por una cuestión de salud como de consciencia. Como punto de partida para la escritura de este libro, la autora suma al salvajismo de la industria de la carne el concepto de “canibalismo simbólico”, al que asocia con la trata de personas, la prostitución infantil, y los femicidios. En todas estas situaciones de violencia hay una persona consumida y por supuesto, un consumidor, ya sea un cliente, un patrón o un familiar. Su objetivo, explica, nunca fue hacer que la gente se volcara al veganismo, sino desnaturalizar un consumo tan increíblemente popular en este país como lo es el de la carne, a la vez que reflexionar sobre las consecuencias que puede traer el hacinamiento y maltrato de los animales, y llamar la atención sobre la deshumanización de los humanos (valga la redundancia) a los que consideramos que están en una escala inferior a nosotros mismos. Este libro alcanzó una amplia popularidad, pero también numerosas críticas de lectores impresionados con la truculencia de la narración. En particular, Bazterrica siempre recuerda que una lectora se involucró tanto con la historia que la denunció en la SADE (Sociedad Argentina De Escritores) porque no estaba de acuerdo con el final y luego hizo un descargo público en las redes sociales spoileando todo el libro. La indignación de esta mujer hizo que la autora se sintiera halagada, pues era la confirmación de que su libro despertaba pasiones en los lectores.

Referencias

  • Bazterrica: «Quiero que mis libros rompan el mar que se escarcha cuando naturalizamos la crueldad». Diario Telam.com.ar
  • Entrevista de #EntrelíneasEnCasa con la escritora Agustina Bazterrica: “El lenguaje nunca es inocente, siempre es político”. Diario Entrelíneas.info
  • Agustina Bazterrica ganó el Premio «Ladies of Horror». Diario Pagina12.com.ar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.