Ensayos

Escribiendo Persepolis, por Marjane Satrapi

Escribiendo Persepolis, por Marjane Satrapi

La novela gráfica Persepolis de Marjane Satrapi ha sido aclamada por su honestidad y franqueza al contar su experiencia viviendo durante la Revolución Islámica de 1979 en Irán. En su texto «Escribiendo Persepolis», dirigido a la editorial Pantheon Books, la autora brinda un vistazo interno a su proceso creativo, desde su proceso de escritura hasta el dibujo y las ideas que la motivaron. La familia de Satrapi juega un papel importante en su trabajo, y el desafío de la traducción se presenta como uno de los mayores obstáculos. Esta obra es una lectura imprescindible tanto para los fanáticos de Persepolis como para los interesados en el proceso creativo en general. A continuación, se presenta la traducción al español del texto original.


Índice


Escribiendo Persepolis

Por Marjane Satrapi, dicho al personal de Pantheon.

Si eres americano, existe la posibilidad de que sepas muy poco sobre la revolución iraní en el 1979. “Esta revolución fue normal, y debía suceder,” dijo Mariane Satrapi, autora de Persepolis, una memoria totalmente única sobre crecer en Irán después de que el Shah haya dejado el poder. “Desafortunadamente, aconteció en un país donde la gente era muy tradicional, y otros países sólo contemplaban a los fanáticos religiosos que hacían su respuesta pública”. En su novela gráfica, Satrapi muestra a los lectores que estas imágenes no forman la historia completa sobre Irán. Aquí, ella habla libremente sobre cómo fue para ella esta historia tanto con palabras como con imágenes, y explica por qué se siente tan orgullosa con el resultado.

Por qué escribí Persepolis

Desde que llegué a Francia en 1994, ya solía contar historias sobre la vida en Irán a mis amigos. Veíamos cosas sobre Irán en la televisión, pero no representaban mi experiencia en lo absoluto. Tuve que insistir, “No, no es así allí”. He justificado por qué no es negativo ser iraní por casi 20 años. ¿No es extraño, ya que no es algo que no elegí ser? Luego de haber terminado la universidad, éramos nueve artistas y amigos trabajando juntos en un estudio. Ese grupo finalmente dijo “Haz algo con tus historias”. Me presentaron novelistas gráficos. Spiegelman fue el primero. Y cuando lo leí pensé “Dios santo, sí es posible contar una historia y llamar la atención hacia un punto de esta forma”. Fue increíble.

Escribir una novela gráfica es como hacer una película

La gente me pregunta “¿Por qué no escribiste un libro?” Pero eso es lo que es Persepolis. Para mí, un libro está compuesto de páginas relacionadas a algo que tiene una tapa. Las novelas gráficas no son literatura tradicional, pero eso no significa que sean de segunda clase. Las imágenes son una forma de escritura. Cuando tienes el talento para escribir y dibujarlo es una lástima elegir sólo uno. Creo que es mejor hacer ambas. Aprendemos sobre el mundo a través de imágenes todo el tiempo. En el cine lo hacemos, pero para hacer una película necesitas sposors, dinero y 10.000 personas que trabajen contigo. Con una novela gráfica, todo lo que necesitas es a ti mismo y tu editor. Por supuesto que debes tener una visión muy visual del mundo. Debes percibir la vida con imágenes, de otra forma no funciona. Algunos artistas prefieren el sonido y hacen música. El punto es que debes saber qué decir y encontrar la mejor manera de hacerlo. Es difícil decir cómo Persepolis evolucionó una vez que comencé a escribirla. Tuve que aprender cómo escribir una novela gráfica haciéndolo.

Mi mensaje

Soy pacifista. Creo que hay maneras de solucionar los problemas del mundo. En lugar de destinar todo ese dinero a la creación de armas. Creo que los países deberían invertir en becas para que los niños estudien en el exterior. Tal vez podrían convertirse en buenos y sabios profesores en sus propios países. Sin embargo, necesitas tiempo para ese tipo de cambios. Yo fui criada para tener una mente abierta. Si no supiera nada de las personas de otros países, creería que todos son malos basados en las historias nuevas. Pero sé que un montón de gente y sé que no existe tal cosa como el bien y el mal en estado puro. ¿No sería posible que haya la misma cantidad de maldad en todos lados? Si a la gente se le da una oportunidad de experimentar la vida en más que solo un país, su odio será menor. No es una poción milagrosa, pero de a poco se pueden solucionar los problemas en el corazón de un país, no en su superficie. Por esto yo quería que la gente de otros países leyera Persepolis, para que vean que yo crecí como cualquier otro niño. Da mucho placer ver gente en mi firma de libros que nunca antes ha leído una novela gráfica. Me han dicho que cuando leyeron la mía se han interesado más en ellas. Si el no creer todo lo que oyen les abre los ojos a las personas, me siento exitosa.

Debes pensar libremente para saber qué escribir

Mis padres estaban muy orgullosos cuando leyeron Persepolis. Si los critico de vez en cuando, es porque es la verdad, y ellos ríen. Mi padre siempre dice “Sólo un idiota no cambia nunca su forma de pensar”. Mis padres aceptan que los tiempos cambian y que no tienen razón siempre. Ellos me han enseñado que puedes equivocarte. Fueron extremadamente abiertos de mente sobre lo que yo decía y fueron demandantes. También soy delicada con ellos porque fueron magníficos padres. Me dieron lo más importante – la libertad de pensar y decidir por mí misma. El mejor regalo que uno puede recibir es no ser formateada porque el mundo o una religión quiere que lo seas.

Traducción por Sayi Bocedi


Texto original


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *